Seguidores

sábado, 12 de mayo de 2012

ESTILO TUDOR

El estilo Tudor surge en Inglaterra en el siglo XVI (desde Enrique séptimo hasta la Reina virgen, Isabel I) y es el primer estilo entre el cambio del Gótico y el Renacimiento. El "Estilo Tudor" surgió a partir de los modelos de casas campestres inglesas de familias adineradas, en su mayoría, y se caracteriza por la utilización de gruesos muros entramados y techos a dos o más aguas muy empinados. El ascenso en la escala económica y social de parte de la sociedad inglesa de la época produjo un marcado deseo por las manifestaciones de riqueza a través de la construcción de casas señoriales imponentes. En realidad las edificaciones responden en gran medida al modelo gótico del cual toman también muchas de sus ornamentaciones. El rasgo más significativo de la decoración de interiores es el uso extendido del revestimiento de madera de roble, que a menudo se extiende del suelo al techo. Los mismos son realizandos en cartucho pergamino (linenfold) y también se trabaja la madera en grandes paneles: wood work (madera trabajada). La estructura de los muros entramados en el "Estilo Tudor" auténtico estaba conformada por piezas de madera de roble oscurecido en escuadría organizada en tres posiciones básicas: la vertical ,la horizontal y la oblicua. Los espacios que se formaban entre las piezas de madera, se rellenaban con paredes de piedras, ladrillo, o estuco. Con la evolución en el tiempo, comenzó a utilizarse la piedra para la planta baja y el entramado de madera y ladrillo para la planta alta. La madera conformaba entonces, un esqueleto que fue llenado con ladrillo o estuco. Los ladrillos se utilizaban colocados en espiga o espina de pescado, ya que no tenían funcion estructural, sino de relleno. Cuando el presupuesto no permitía el uso del ladrillo (de altísimo costo en la época), se utilizaba como material de relleno el estuco dando lugar a la típica casa Tudor en blanco y negro. La chimenea era de grandes dimensiones, tenían la boca enmarcada por un arco Tudor( también llamado arco quebrado). Acompañaban estos ambientes con trofeos de caza, motivos heráldicos y tapices. Otro de los elementos más reconocibles de la arquitectura de la época de Los Tudor es el uso de paneles de vidrio repartido en las ventanas y generalmente con forma romboidal. Las ventanas son salientes (bay y bow/window). Las construcciones presentan grandes accesos con amplios hall de entrada, donde se destaca el arco Tudor o carco quebrado. En algunos casos se incluye encima del arco un escudo de armas de familia. Los muebles siguen siendo pesados y de madera torneada. El sillón Tudor es alto, rígido, con respaldo tallado y travesaños para que sean más sólidos. Mientras las mesas son largas y angostas ( tipo refectorio, como la de los conventos y monasterios). En el tallado de las patas se destaca el bulbo de melón o con forma de taza. El mobiliario presenta variados tallados, siendo relevante la rosa Tudor. Las camas tienen baldaquino, tallas y columnas con bulbo de melón. Arcones , arcas y cofres son los muebles de guardado como en el gótico. Es utilizado el piso de piedra y en damero, pero lentamente va imponiéndose quien sería el típico piso inglés: LISTONES DE ROBLE COLOCADOS EN FORMA PARALELA, PERO DE LARGOS DESIGUALES. En algunos ambientes acompañaban carpetas sueltas, para brindar mayor calidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario